Posts Tagged ‘fran perea’

h1

Las referencias más forzadas de la música: I

julio 24, 2010

Cada vez es más habitual encontrar canciones plagadas de referencias. Generalmente es un fenómeno que se da en los grupos indies-gafapastas, aunque como en todo, hay excepciones ¿Que para qué sirven estas referencias, más forzadas que las de Juno (o que la que acabo de hacer referenciando a Juno)? No podemos afirmarlo, pero la respuesta parece bastante obvia: para hacerse los listos. Un grupo indie no es nada solo por lo estúpido de sus nombres, por mucho que se escuchen los instrumentos más que la voz o porque  la letra no tenga sentido si no introduce en sus canciones referencias. Cuanta menos gente las pille, mejores referencias son. Pero esto tiene su dificultad. Hacer que queden tan forzadas que te entren ganas de cagarte en las gafas de pasta tiene su mérito. Estos grupos tienen a sus espaldas años y años de investigación tratando de encontrar aquel grupo, película o cualquier mamarrachada lo menos conocido posible y que quede más artificial en la canción. Imagínate que rima ¡qué desprestigio! O que la gente la pilla a la primera ¡Eso les dejaría por los suelos! No podrían demostrar el gran dominio de internet que poseen, o, según ellos, la superioridad intelectual a ti, pringado, que no sabes nada de música y por eso les escuchas.

A continuación haremos una selección de las mejores referencias dentro de canciones, pero no nos podemos olvidar de otro fenómeno: las referencias en los títulos, como por ejemplo: Tokio ya no nos quiere, El cuchillo de Polanski, Alta fidelidad, Desayuno con diamantes, Jonhy cogió su fusil o Gwen Stacy. Ves estos títulos y piensas que las canciones tratarán de los amoríos Spiderman, un fúsil o violaciones a menores. Pero qué va, solo ponen estos títulos para que piquemos y las escuchemos. En realidad son canciones normales camufladas de referenciales. Vaya timo.

Unas caricias del ayer,

Unas postales sin firmar,

Aquel disco de los Burning no son cosas que guardar.

Fran Perea

Fran Perea quería hacerse el entendido musical y metió a los Burning en una de sus canciones, pero en realidad cree que son los hermanos de los Rolling, que crearon un grupo. ¿En serio pensaba que de una canción llamada Uno más uno son siete, metiendo una referencia forzada ya íbamos a pensar que sabe mucho mucho de música? Franpe, que lo hagan los grupos indies vale, pero a ti te conocemos, sabemos cómo actúas y no va a colar lo de que pensemos que eres listo.

Y es que hablo contigo y todo es más lioso

Que un capítulo de Perdidos….


Lloraste con Dancer in the dark…

te gustaba Kieslowsky

L-Kan

Los componentes de L-kan pillaron un episodio de Lost en Cuatro, de la cuarta temporada y dijeron “hostia, no me entero de nada, pero Perdidos era guay, no? Voy a meterlo en una de mis canciones como sea, aunque pegue menos que el pegamento de barra”. Luego, además, se leyeron el artículos de los diferentes fans de Lost y fliparon.

La segunda es parte de una canción en la que, supuestamente, parodian el fenómeno intelectual de ver pelis de Lars Von Trier o Kieslowsky; un himno antigafapasta. La pregunta es… ¿se parodian a sí mismos? Queda muy bien eso de criticar a los intelectuales (es curioso, desde hace unos años criticar a los gafapastas es cool, antaño lo que era cool era serlo) pero luego ellos son los primeros que mencionan a Stereo Total en sus canciones.

Ser como el increíble hombre menguante,

Minúsculo, irrelevante.

La habitación roja

¿Por qué este tipo de grupos nunca hacen referencias a Rambo o a La jungla de cristal? Ah, ya, porque estas pelis no son para gente lista. El increíble hombre menguante sí, por supuesto. Es una de mis películas de ciencia ficción favoritas, pero si fuera tan comercialmente conocida como Rocky sería puta mierda. Y si fuera en color ni te cuento. Como sabe todo usuario de Filmaffinity, toda película en blanco y negro suma automáticamente dos puntos y se convierte en obra maestra. Y ya si es en blanco y negro y muda obra maestra instantánea. No existe ninguna peli muda que sea, ya no mala, simplemente mediocre.

¿Qué quieres que te diga?

Que prefiero pasear por la playa

Y escuchar a Billy Joel o quizás a Ben Folds Five

¿Quieres venir al centro? A tomar café

Hablaremos de discos de canciones de Tommy James […]

Y luego a las 10

estrenan una película de Woody Allen

Esta noche Blossom canta para mí,

esta noche Nina canta para mí,

esta noche Kirsty canta para mí,

esta noche sólo cantan para mí.

Esta noche Karen canta para mí,

esta noche Dusty canta para mí,

esta noche Astrud canta para mí.

La casa azul quizás sea el grupo por excelencia de las referencias forzadas. Estas a mí me resultan graciosas (será por la devoción absoluta que siento por Guille Milkyway). La primera fue pensada, efectivamente, para que todos pensáramos “Cuánto sabe” ¿Sobre qué? Pues no sé, igual está hablando de compresas con alas, o igual de colchones. Qué más da. La gente no lo va a conocer así que automáticamente pensarán que soy cool.

La segunda ahora quizás resulte intempestiva; todos hemos visto películas de Woody Allen. Pero cuando se hizo esta canción Woody Allen era uno de esos directores molones, que no habían hecho Vicky Cristina Barcelona y que, por lo tanto, todavía conservaba ese punto indie-comercial. Decías que habías visto Annie Hall y la cita de los huevos y quedabas cojonudo, oye. En ese instante todos pensarían que eres un cinéfilo ¡porque te sabes una cita de una peli que has buscado por internet! De aquí a la Cahiers du cinéma.

Acurrucada al despertar,

Sueño que estás aquí detrás

Viendo pelis de Kubrick,

Leyendo a Kerouac.

Calle París.

El que compuso esta letra se vio a los 12 años en Ética La naranja mecánica y le obligaron a leer En el camino. Pero le traumatizó tanto que decidió meterlo en una canción. En lugar de sacar a la luz sus traumas, trató de que quedaran como referencias cultas y guays, como si le de verdad le gustara Kerouac. No nos engañes, lo odias. Pero ver pelis de Kubrick es guay. Y leer a Kerouac ya ni te cuento (con ese nombre no podría dejar de serlo). De hecho, leer es guay. Siempre que no sea best sellers, claro. Hay que meterse con los best sellers en las canciones, aunque te leyeras en un día El código da vinci porque no te podías despegar de él. Los best sellers son para tontos, y más en los grupos indies (aunque este no es el caso). El estilo de este grupo se definiría con un “Quieroynopuedoserlaorejadevangogh“. Pero, todo hay que decirlo, tienen la canción más pegadiza en muchos años.

Miles Davis suena en mi imaginación(…)

Billie Holiday sueña en mi corazón(…)

Marilyn Monroe es dueña de mi habitación(…)

charlie Parker sopla en mi corazón(…)

Joáo Gilberto despierta toda mi emoción

La buena vida

Ajá. Aquí mezclas a compositores de jazz, con Marilyn Monroe. Igual tienen mucho en común y no lo sabemos. Lo de los compositores es, obviamente, para hacerse los inteligentes, en realidad no han escuchado nada de ellos, simplemente cogieron la Wikipedia y se liaron a poner nombres.Lo de Marilyn pues bueno, será que vieron bolsos de ella en La Rosa Negra y pensaron que tenía mucho tirón. Esta es una referencia forzada que no mola tanto porque todos conocemos a Marilyn. Si fuera de Aggeliki Papoulia otro gallo cantaría.

En la secuela de Las referencias más forzadas de la música seguiremos ahondando en un tema muy infravalorado. Hacer una referencia forzada no es tan fácil como pensáis ¿Y si no parece forzada? ¿Y si queda bien? ¡NO! Estamos abiertos, por cierto, a que sugiráis vuestras propias referencias forzadas.

Anuncios
h1

Realitys que deberían volver

marzo 18, 2010

El mundo de los realitys españoles, aunque no lo parezca, abarca más allá de Gran hermano y sus derivados (El reencuentro, Gran hermano vip). Nuestro país ha emitido grandes realitys infravalorados por la audiencia (la mayoría de ellos, casualidad, por Antena 3). Haremos un repaso a continuación a aquellos que, bien por su “éxito”, bien por su originalidad o por los momentos que nos ha dado, deberían volver a estar semanalmente en nuestros televisores.

Confianza ciega: Gran reality de parejas actualmente solo recordado por gays y por mí. El punto de partida era similar al de Libertad vigilada pero llevando a cabo esa vigilancia mediante las parejas de los concursantes en lugar de por los padres. ¿Qué es mejor, que sean tus padres o tu pareja quien se entere que eres menos fiel que Papuchi? Ustedes elijan. Los tíos eran encerrados  con putones mientras Carol (“jo, tía”), Nube y Mónica veían sus comportamientos (que podían estar modificados por el propio programa o no), y al revés. La única modificación que llevó a cabo el programa se hizo con la pareja de Mónica: a ella le mostraron imágenes de su novio en el jacuzzi liándose con una siliconada y ella picó y abandonó. Finalmente se confesó que las imágenes fueron manipuladas. Además de esto, también introdujo conversaciones para la posteridad entre Carol y Nube, en las que la primera llegó a decir más de 10 veces “tía” en una conversación de apenas unos minutos.

El show de candi-dos: Probablemente esta sea menos conocido ya que lo echaron en La sexta en sus inicios más cutres, pero no me digáis que el punto de partida no es grandioso: dos personas supuestamente se presentan a un reality de buscar pareja llamado Rico amor, en el que deben convivir con el resto de concursantes que EN REALIDAD son actores. Rico amor no existe y los protagonistas del reality son solo esas dos personas. El resto, unas 9 personas, son actores, cada uno con un perfil claramente definido, y cada episodio de El show de candi-dos está guionizado previamente. Se dio la circunstancia de que una de las participantes sospechó de la jugada, así que se tomó la decisión de decirle la verdad. Finalmente esta, en principio, cándida, formó parte del equipo de actores engañando a su antiguo compañero y a una nueva concursante. Era algo así como El auténtico Rodrigo leal pero en bueno y con buenos actores, especialmente destacable el que interpretaba al psicópata, que, o realmente lo era, o tiene un futuro muy prometedor.

Estudio de actores: Fueron dos semanas la duración de este reality, pero fueron muy intensas. No es solo la idea de un concurso presentado por Juan Ramón Lucas lo que echa para atrás, es, además, que en España no sabemos valorar los buenos y malos actores. ¿Cómo iba a triunfar algo así? Si creemos que Fran Perea o Martín Rivas son buenos actores ¿de verdad piensan que vamos a saber valorar las actuaciones de gente anónima? Primero que salgan desnudos en alguna película para quinceañeras y luego hablamos, que hoy en día en nuestro país es requisito indispensable para ser valorado como actor.

Uno de los puntos fuertes del programa era la elección no solo del triunfo de la semana, sino del fracaso de la semana, llamado literalmente así. ¿Os imagináis si en OT hubiera habido además del favorito del público el odiado por el público? ¿Chenoa? ¿Bustamante? Alguno de ellos se habría alzado semanalmente con el puesto.

Libertad vigilada: Chulos y putas encerrados en una casa con piscina y alcohol. Suena a genialidad absoluta y a putiferio ¿Y si todo esto lo estuvieran viendo los respectivos padres? Al principio todos pensamos que los padres se iban a morir de la vergüenza, pero de tal palo tal astilla, y estos defendían que como eran jóvenes era normal emborracharse y ponerse violento o calentar a todos los tíos de la casa “¡Son jóvenes, que se diviertan!”. Viendo a los padres, no sé de qué nos extrañábamos.

El castillo de las mentes prodigiosas: Todos sabemos que este concurso fracasó estrepitosamente, pero a pesar de lo que podáis pensar ¡no lo cancelaron! Solo hicieron una gala con 5 expulsados. Vaya, al contrario de lo que hace ahora Gran hermano, que no expulsa a nadie y mete a 4 personas. En un principio los únicos a los que conocíamos eran a Paco Porras y a Lola Montero, y fueron los protagonistas indiscutibles de este. Una de las cosas más paranormales de este reality fuera el título; vale, vivían en un castillo, pero una mente prodigiosa es Stephen Hawking, no Paco Porras. Haciendo justicia se debería haber llamado “El castillo de los sin mente” o “El castillo de las mentes monstruosas”. Afortunadamente dejaron a Aramís Fuster en el jurado, porque ya ostentaba el título de gran mago que se aspira a conseguir en el programa, y no tuvimos que presenciar otra escena como aquella en la que Aramís tomaba rayos uva totalmente desnuda (y esto no lo censuran, no) y con el hilo del tampón colgando. Arg.

Fuera del podio nos dejamos otros grandes fracasos quizás más recordados por todos como El Bus, vendido como un viaje continuo por toda España y en el que se pasaban el día en el patio. ¿Realmente se movieron del punto de partida?; Me gustas tú: Algo así como Dismissed pero a la española. Un chic@ tenía 2 citas con dos chic@s distintos. A continuación debía elegir entre una de las 2 personas. Al día siguiente la no elegida se iba y volvía otra persona para poner a prueba la “relación” establecida. Si estaban seguros de esta, ambos debían salir al salón a las 12, llamada “la hora bruja”; Popstars: Un grupo de pijas vestidas del Bershka conviviendo en una casa. Pensaréis que me he confundido con Supermodelo, pero no, la descripción es exactamente la misma; o La vuelta al mundo en directo, una especie de Pekin express pero en el que metieron como una hora de plató para alargar el programa y hacerlo más insoportable.

Y otros éxitos que inexplicablemente no volvemos a tener en antena como Hotel Glam; el concurso del que salió la famosa historia de Pocholo y su mochila no puede ser malo. Aunque viéndolo por otro lado, un concurso que ganó Yola Berrocal no puede ser bueno.